ON AIR MAGAZINE - Junio 2021

Entrevista

Entrevista

Las actuales crisis sanitarias, económicas y ambientales están demostrando hasta qué punto la actividad y las moléculas de Air Liquide - esenciales para la vida, la materia y la energía- ocupan un lugar central en el progreso humano y, por tanto, en el del futuro. El Grupo es consciente de su responsabilidad social corporativa y de cómo afecta tanto al futuro de la economía como al de la sociedad. Benoît Potier analiza la capacidad del Grupo para prepararse para el futuro a la vez que sigue trabajando en el presente.

Con esta pandemia global todavía presente, ¿cómo se ve el Grupo a sí mismo?

En primer lugar, me gustaría mencionar una vez más los sólidos resultados obtenidos por el Grupo durante este periodo de crisis. Nuestros resultados demuestran la fortaleza de nuestro modelo de negocio, situándonos en una posición perfecta para seguir creciendo al tiempo que ayudamos a construir un futuro sostenible. Tenemos que seguir aprovechando las oportunidades de los mercados más dinámicos y de aquellos que contribuyen al bien común. Hemos decidido centrarnos en tres mercados principales: el cambio climático y la transición energética; la atención sanitaria; las tecnologías (digital, espacial, criogenia avanzada e informática cuántica, etc.). Todas ellas son fundamentales, tanto para impulsar el progreso de la sociedad en su conjunto como para construir una sociedad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Estos mercados están evolucionando rápidamente y son sinónimo de futuro.

Recientemente, el Grupo ha anunciado unos objetivos de desarrollo sostenible especialmente ambiciosos. ¿Cómo encajan en la estrategia de la empresa?

Junto con los gobiernos y los ciudadanos, las empresas también tienen la responsabilidad de construir un futuro sostenible. Los resultados económicos y la sostenibilidad son fundamentales para la estrategia de crecimiento del Grupo. Nuestro modelo empresarial diversificado y resiliente nos permite seguir creciendo de forma regular en estos momentos mientras nos preparamos decididamente para el futuro. Esto significa que seguimos dando soporte a nuestros clientes y pacientes al tiempo que abordamos las emergencias climáticas y la transformación de la sociedad. Nuestros compromisos en materia de desarrollo sostenible tienen como objetivo ir un paso más allá y lograr un cambio significativo. En primer lugar, queremos alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono, en particular gracias al papel clave que desempeña el hidrógeno en la transición energética. Pero además del reto climático, también queremos cuidar de los pacientes contribuyendo a la transformación del sector sanitario y, de este modo, satisfacer mejor las necesidades de los pacientes de todo el mundo. En términos de gobernanza corporativa, seguimos implementando las mejores prácticas en la forma en la que gestionamos nuestra actividad e interactuamos con nuestros grupos de interés. También hemos asumido compromisos ambiciosos con nuestros empleados, que juegan un papel clave en los resultados del Grupo y su capacidad para tener un impacto positivo en la sociedad.

Exactamente, los empleados son una de las partes interesadas de estos objetivos de desarrollo sostenible. ¿Cómo participan y cómo pueden contribuir?

Los empleados son el recurso más importante de Air Liquide. Todos los colaboradores pueden poner en valor sus talentos y reinventarse. Depende de nosotros crear un entorno que les permita alcanzar todo su potencial. Queremos seguir ofreciéndoles un entorno de trabajo seguro, inclusivo y atractivo, y por eso nos hemos fijado unos objetivos ambiciosos en términos de seguridad, diversidad e inclusión. También queremos ofrecerles la oportunidad de participar en iniciativas locales de acuerdo con nuestros objetivos de desarrollo sostenible. Ya tenemos muchas acciones en marcha en todo el Grupo. Se trata de abrir esa oportunidad para todo el mundo. Estos nuevos objetivos de desarrollo sostenible afectan a todas las actividades y líneas de negocio, tanto operativas como funcionales, e implican a todas las partes interesadas de nuestra empresa, en particular a clientes y pacientes, pero también a nuestros proveedores y a las comunidades locales. Estoy convencido de que todos los empleados pueden, a su manera, marcar la diferencia y contribuir para lograr un futuro mejor.